Connor Krukosky, an 18 year old college student, has installed an IBM z890 mainframe in his parents’ basement in Maryland. He posted some photos of his personal mainframe, and at last report (on IBM-MAIN) he has successfully booted Linux on z and can connect. His next task is to get some disk storage attached and working. You can follow his progress on the IBM-MAIN list.

Connor reports that he paid $237 for his mainframe, a capacity model 320 (approximately 120 PCIs according to IBM’s LSPR table). That means that Connor’s z890 has 3 of its 4 main processor cores configured as CPs, and CPs are technically capable of running any workloads, including Linux. It’s possible the 4th core is configured as some other engine type, though that’s unclear at this point. The z890 was available with anywhere from 8GB to 32GB of main memory, so Connor should have plenty of memory to support his personal mainframe workloads. It’s unclear exactly what I/O adapters he has installed in his particular machine, but the z890 was available with 2Gbps FICON/FCP and 10Gbps Ethernet.

IBM introduced the z890 in 2004 and halted new z890 sales in 2007. The z800 was its predecessor, and the z9BC was its successor. One of the reasons Connor likely got a great price on his used z890 is because z/OS 1.13 is the last release of z/OS compatible with this model. There are still some Linux distributions compatible with the z890, however.

Nahuel Tori

(Nahuel Tori está en el extremo derecho)

English version

Unos días antes de Navidad…

Me llegó un mail de IBM anunciando los resultados del concurso Master the Mainframe Sudamérica 2012. Con mucha ansiedad abrí el mail, y recibí la grata sorpresa de que había terminado en el primer puesto. Realmente no lo esperaba, ya que fue un concurso con muchas tareas desafiantes, y una gran cantidad de participantes de toda latinoamérica.
El día de la entrega de premios en el edificio de IBM, también me sorprendí al encontrarme con algunos conocidos: el segundo lugar en fue para un compañero de la facultad de Ingeniería de la UBA, al cual había invitado al concurso y charlamos al inscribirnos. También me encontré con otro conocido, un ex-compañero de trabajo, quien estudia en la UTN. El mundo de sistemas es muy chico, y más todavía el de Mainframe: uno siempre se vuelve a encontrar con viejos compañeros.

El tratamiento “VIP”

El premio por obtener el primer lugar, consistía en un viaje a la planta de IBM en Poughkeepsie, el cual estuvo estupendo. La planta es enorme, como una mini ciudad, que posee instalaciones donde se fabrican integralmente todos los equipos: desde la confección de los circuitos y ensamble, hasta el testeo, puesta a punto y envío a los clientes. Lo que más me asombró de toda la instalación, es el aprovechamiento que realizan del agua fría del río Hudson: a través de tuberías se ingresa el agua fría a las instalaciones, la cual se utiliza para refrigerar todo tipo de equipos e instalaciones: funcionamiento de los mainframes, servidores y un Green Data Center. Pude apreciar que todos los edificios contaban con cañerías con agua fría a disposición, y debajo de todos los pisos flotantes había conexiones de agua para conectar directamente a los equipos. Es de resaltar que esta utilización del agua es totalmente ecológica, ya que es devuelta al río sin ninguna alteración ni modificación, apenas unos grados de diferencia de temperatura. Y además permite ahorrar mucha electricidad en equipos de refrigeración.

Los otros ganadores

En Poughkeepsie me encontré con los ganadores del concurso de otros países: los tres primeros puestos de EEUU y Canadá, y el ganador de España. Quiero destacar también la gran hospitalidad y amabilidad de todos los empleados de IBM con que nos recibieron a los ganadores, quienes dedicaron dos días a enseñarnos y contarnos sus tareas en la planta, y charlar con nosotros sobre la tecnología actual y todas las dudas que tuviésemos sobre lo que hacen.
Creo que fue una experiencia muy enriquecedora tanto para mi carrera profesional como para mi vida, ya que pude conocer a muchas personas importantes e interesantes de la industria y sus profesiones, a la vez que compartir su cultura y ofrecer un poco de la propia.

 

Muchas gracias por la oportunidad, y hasta el próximo encuentro!